¿QUÉ ES? CALIDAD DE LA ENERGÍA










By BT TECHNOLOGY SOLUTIONS

De acuerdo con el Instituto de Investigación de Potencia Eléctrica una pobre calidad de la energía la cuesta a las compañías en Estados Unidos entre 119 y 188 billones de dólares anualmente, de forma que garantizar una adecuada calidad de energía a  los equipos eléctrico y electrónicos es una inversión para el correcto funcionamiento. Este tema ha ganado importancia ya que con el paso del tiempo se han venido desarrollando nuevos dispositivos electrónicos, avance de la electrónica de potencia, también se ha mejorado la eficiencia de los sistemas y el creciente aumento de carga.

La calidad de energía es un conjunto de características y condiciones de la energía suministrada a los equipos para garantizar su funcionamiento continuo sin que afecte su desempeño ni provoque fallas a sus componentes. Estás características se deben mantener a lo largo del sistema eléctrico desde su generación, transmisión, distribución y durante el consumo. Si bien las compañías eléctricas tienen la responsabilidad de brindar un servicio de buena calidad es también responsabilidad de los clientes no afectar la red eléctrica  a lo que se conoce como compatibilidad electromagnética.

Es difícil concebir una la realidad del ser humano sin le energía eléctrica pues en ella está basado el crecimiento comercial, industrial, social y en definitiva económico del mundo, por ejemplo se cree que las interrupciones del servicio le cuestan a Estados Unidos 110 billones de dólares al año lo cual es solo una muestra de la importancia de la energía. De ahí la importancia de reconocer las perturbaciones que se generan en la red eléctrica para mitigar todas las anomalías que puedan generar y esto corresponde a la seguridad tanto de los equipos como de la personas y evitar pérdidas económicas y más importante pérdidas humanas.

Usualmente la empresa que suministra el servicio atribuye las perturbaciones al cliente, y el usuario lo reclama a la empresa para ello existen normativas técnicas que permiten regular tanto el servicio como el consumo de la energía eléctrica dentro de ellas se tiene el estándar de prácticas recomendadas para monitoreo de la calidad del suministro eléctrico 1159-2019 realizado por el Instituto de Ingeniería Eléctrico y Electrónico IEEE. En base a esta y otras normativas tanto los equipos como la red eléctrica deben ser diseñados para evitar daños.

Toda variación en la onda eléctrica es considerada una perturbación eléctrica se las clasifica de acuerdo al tiempo de duración, magnitud, forma de conducción. Entre los fenómenos perturbadores más importantes tenemos  armónicos, fluctuaciones de tensión, desbalance de tensión, sags, swells, transitorios, interrupciones. Estos fenómenos tiene tiempos de duración muy pequeños los transitorios por ejemplo duran menos de 50 nanosegundos y las variaciones de larga duración un poco más de 1 minuto.

Los armónicos es uno de los fenómenos que suele verse con frecuencia en las diferentes redes y su presencia puede deberse a la propia red de suministro, equipos electromecánicos, saturación de transformadores, cargas no lineales como equipos con fuentes conmutadas, lámparas de descarga gaseosa, motores con control electrónico, hornos de arco. La presencia de armónicos puede causar que el performance de los equipos se vea reducido, sobrecalentamiento de los equipos y en un futuro la reducción de su vida útil.

En general las perturbaciones son causadas por la conmutación de cargas, máquinas de soldadura, motores con variación de velocidad, cambios drásticos en la demanda entre otras razonas y pueden generar el funcionamiento incorrecto de equipos electrónicos, sobrecargarlos, sobrecalentarlos, puede existir variación en la luminosidad de las lámparas lo que se conoce como flicker y en definitiva dañar equipos en corto y largo plazo.

De forma que tanto para usuarios como para las empresas que brindan el servicio de suministro eléctrico el reconocer las perturbaciones para luego mitigarlas es un proceso muy importante sin embargo como se dijo las perturbaciones existentes en la red ocurren en periodos de tiempo muy pequeños por lo cual los equipos de medición deben permitir muestrear tan rápido como suceden a esta característica se conoce como la clase del medidor de ahí la necesidad de  los equipos cuenten con una clase adecuada de acuerdo a las perturbaciones que se están presentando dentro de un edificio.

Además de cuidar nuestra propia red, la empresa eléctrica que nos brinda el servicio puede generar multas por un mal uso de la energía de forma que para las empresa que tienen un alto consumo y que posiblemente tengan la presencia de perturbaciones en su red es muy importante que en primer lugar reconozcan la fuente de éstos fenómenos a través de un robusto sistema de medición de energía que nos permita saber donde se origina el problema para luego implementar soluciones de mitigación para mantener una calidad de energía tan en la red propia como las redes colindantes.